27. enero 2019

LA ESPERA AVANZA

Waiting!

Cuando abordamos el avión en Paramaribo el domingo 21 de enero de 2019, lo hicimos con un mal presentimiento. Pero habíamos estado en la Marina de Domburg durante tanto tiempo, que solo queríamos irnos. (¡Paramaribo en sí tiene poco o nada que ofrecer y lo poco ya lo hemos visto!) Después de más de dos semanas de espera, esperanza y espera, necesitábamos un cambio de aires con urgencia.

Juan de INTEGRA MAR, nos había prometido que nuestro carro se cargaría en el contenedor el lunes siguiente. Después de todas las promesas vacías de los últimos días, tuvimos problemas para creer eso. Ahora se nos estaba acabando el tiempo, ya que el CFS PACENO zarparía dos días después. Estábamos muy entusiasmados con lo que escucharíamos el lunes por la mañana. Sin ninguna novedad al respecto, se avecinaba una mala señal. A nuestra solicitud, recibimos un mensaje de WhatsApp de Juan informándonos que la aduana estaba recibiendo capacitación adicional el día lunes. ¡Esto debe ser una broma! ¿O no? (¿Aunque éste definitivamente necesita capacitación, tenía que ser ese día?, ¿Y por qué no se había anunciado esto antes?)

Juan, que al igual que nosotros, permanecía en espera día tras día, estaba tan sorprendido como nosotros. Nos dijo que le habían prometido que el martes por la mañana se cargaría el coche en el contenedor y luego se cargaría en el barco. ¿Pero podríamos creer esto después de haber sido engañados tantas veces?

Por lo tanto, no nos sorprendimos mucho cuando supimos al día siguiente que el CFS PACENO había zarpado sin nuestro carro. El próximo barco se anunciará la siguiente semana. ¡Así que sigue la espera! Sin embargo, usamos el tiempo a nuestro favor para aprender español y explorar el área. Ahora hemos aprendido a aprovechar al máximo de todas las situaciones; sin importar que tan complicadas parezcan…